Madrid.- Sindicatos de España dijeron que 75% de los empleados del sector público se sumaron a una huelga por las medidas de austeridad del Gobierno, pero los comercios operaban con normalidad en Madrid, con pocas interrupciones en hospitales y oficinas estatales.

Las cifras otorgadas por los sindicatos contrastaron con las del Gobierno, que afirmó que apenas un poco más del 11% de los empleados públicos se habían plegado a la acción.

Los sindicatos UGT y CCOO dijeron que los primeros datos mostraban que 75% de los 2.3 millones de funcionarios del sector público -que emplea a uno de cada cinco españoles- no se presentaron a trabajar.

Los paros del martes, convocados tras el plan del Gobierno para ahorrar 15,000 millones de euros del presupuesto, podrían mostrar el nivel de apoyo a una posible huelga general.

El Gobierno presentará el miércoles su borrador de un paquete de reforma laboral a sindicatos y empresarios en el último día de la negociación. Si el diálogo social no da fruto, la reforma laboral se aprobará por decreto.

La tarde del martes, el Gobierno calculó una adhesión a la huelga del sector estatal en un 11.85 por ciento.

"El paro en la administración pública ha tenido un alcance limitado", afirmó a periodistas la secretaria de Estado de la Función Pública, Consuelo Rumí.

Manifestaciones

Los trabajadores del sector público se enfrentan a recortes salariales del 5% este año y una congelación para el 2011 como parte del plan para cortar el déficit presupuestario al 9.3% del Producto Interno Bruto, desde 11.2% en el 2009 y luego al 6% en 2011.

Los sindicatos insistieron en que la paralización dejó a escuelas, hospitales y otros servicios de emergencias operando con servicios mínimos.

"Si el Gobierno se contenta con las cifras que su portavoz de propaganda da, pues allá el Gobierno, pero yo que el Gobierno tomaría buena nota de lo que es una respuesta sin duda muy importante", dijo a periodistas Ignacio Fernández Toxo, portavoz del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), durante una manifestación convocada en Madrid.

Las calles de Madrid estaban tan concurridas como es habitual, aunque pequeños grupos de personas interrumpieron por la mañana el tráfico en la zona de Nuevos Ministerios y por la tarde se celebró una marcha en el centro de la capital.

Un periodista de Reuters en el lugar estimó que la concentración madrileña en una tarde lluviosa era de unas 2,000 personas, aproximadamente.

De acuerdo con los datos oficiales ofrecidos por Rumí, los ministerios donde se registraron mayor paralización fueron Ciencia e Innovación, Política Territorial y Asuntos Exteriores.

Los sindicatos señalaron que 90% de los funcionarios de las universidades madrileñas y 70% de los de institutos de secundaria se sumaron a la huelga.

Respecto a las comunidades autónomas, los datos que facilitaron fueron muy desiguales, ya que algunas como Madrid, País Vasco o Andalucía ni siquiera dieron información de seguimiento. Galicia y Aragón indicaron que no acudieron a su puesto de trabajo 10.5% de los funcionarios.