Tokio.- El Banco central de Japón mantuvo su tasa directriz de interés en 0.1%, tal como esperaban los mercados, y anunció que prestará hasta 3 billones de yenes (33,.000 millones de dólares) a los bancos para favorecer el crecimiento económico.

En un comunicado, el Banco central consideró que "la economía de Japón está mostrando nuevos signos de recuperación moderada", aunque reconoció que "el desafío más crítico" es aumentar el ritmo de crecimiento y la productividad.

Para "reforzar las bases del crecimiento económico" del archipiélago, el instituto emisor anunció un programa de créditos de un monto máximo de 3 billones de yenes para los bancos que se comprometan a prestar a empresas pertenecientes a sectores estratégicos (investigación y desarrollo, medio ambiente, energía, medicina, turismo, agricultura, etc).

El Banco central prestará ese dinero a una tasa igual a la de su tipo director de interés, es decir 0.1%, y por un plazo inicial de un año. Dichos préstamos podrán renovarse tres veces, de modo que su duración total podrá alcanzar los cuatro años.

Los créditos serán acordados a partir de "fines de agosto de 2010" y hasta final de junio de 2012, precisó el instituto. Cada banco podrá recibir como máximo 150,000 millones de yenes.

Este nuevo mecanismo se añade a otro sistema de créditos a tasas muy bajas, ya puesto en marcha por el Banco de Japón, de duración menor y con un montante mayor, de 20 billones de yenes.

Sin sorpresas, el comité de política monetaria del Banco central decidió por unanimidad mantener su tasa directriz en el 0.1%, y prometió "mantener un entorno financiero extremadamente cómodo", lo que da a entender que una posible subida de tasas no está a la orden del día.

Por otro lado, el Banco central añadió que los precios al consumo estaban bajando "a causa de la ralentización general de la actividad", aunque a un ritmo "menos rápido" que hace unos meses.