Tokio.- Japón desplegó aviones militares luego de que una aeronave china ingresara a lo que Tokio considera su espacio aéreo sobre unas islas en disputa del Mar de China Oriental, lo que agudizó las tensiones entre las dos mayores economías de Asia.

Japón protestó ante China por el incidente, pero Pekín rechazó la queja argumentando que el vuelo fue "completamente normal".

Las relaciones entre ambos países se tensaron fuertemente en septiembre luego de que Japón comprara las pequeñas islas, llamadas Senkaku en Japón y Diaoyou en China, a un propietario privado nipón.

Desde que el conflicto escaló, embarcaciones de las dos potencias asiáticas han estado patrullando la zona, generando temores a un eventual enfrentamiento. El incidente del jueves f ue el primero en intervienen aviones.

"A pesar de nuestras repetidas advertencias, barcos del Gobierno chino han entrado en nuestras aguas territoriales durante tres días seguidos", dijo a periodistas el secretario jefe del gabinete japonés, Fujimura Osama.

"Es extremadamente lamentable que, por encima de todo, se haya cometido una intrusión en nuestro espacio", señaló antes de agregar que su país había protestado formalmente por la vía diplomática.

Japón desplegó ocho aviones de combate F-15 en la zona, informó el Ministerio de Defensa. Funcionarios japoneses afirmaron más tarde que la aeronave china había abandonado el área.

Más tarde, el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda, ordenó al Gobierno "estar más atento" al asunto, según reportó la agencia de noticias local Kyodo.

La agencia marítima estatal de China sostuvo que una aeronave naval de vigilancia se había sumado a cuatro embarcaciones que patrullan las islas y que la flota ordenó a los buques japoneses dejar el área de inmediato.

"Las islas Diaoyu y las islas afiliadas son parte del territorio inherente de China. El vuelo de China sobre las islas es completamente normal", dijo el portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores Hong Lei, en una conferencia en Pekín.

El incidente se produjo pocos días antes de las elecciones japonesas que se espera lleven de vuelta al poder al conservador Partido Liberal Democrático (PLD), con el ex primer ministro de línea dura Shinzo Abe al frente.

Abe se ha comprometido a adoptar una postura severa en la disputa sobre las islas, que se encuentran cerca de reservas marítimas de gas potencialmente enormes, y ha dicho que el mal manejo diplomático por parte del gobernante Partido Democrático había envalentonado a China.

También prometió incrementar el gasto en defensa, incluyendo en el servicio de guardacostas.

Elecciones Japón

apr