Japón advirtió este miércoles que las infecciones por Covid-19 están aumentando a un ritmo sin precedentes y que los nuevos casos alcanzaron un récord en Tokio, ensombreciendo los Juegos Olímpicos y aumentando las dudas sobre el manejo de la pandemia por parte del gobierno.

La variante Delta está provocando una propagación de las infecciones "nunca vista", dijo el ministro de Sanidad, Norihisa Tamura, al defender la nueva política de pedir a los pacientes con síntomas más leves que se aíslen en casa en lugar de ir al hospital.

La pandemia ha entrado en una nueva fase. A menos que tengamos suficientes camas, no podemos hospitalizar a la gente. Estamos actuando de forma preventiva en este frente", dijo Tamura en el Parlamento.

Sin embargo, el funcionario señaló la posibilidad de dar marcha atrás en la política, ya que la decisión de pedir a algunos enfermos que se queden en casa ha suscitado críticas de los expertos médicos por poner vidas en peligro.

Japón ha experimentado un fuerte aumento de los contagios de coronavirus. Tokio informó un récord de 4,166 nuevos casos el miércoles.

La decisión del gobierno de Yoshihide Suga de hospitalizar sólo a los pacientes con Covid-19 que estuvieran gravemente enfermos o en riesgo de estarlo generó duras críticas. El primer ministro ha visto caer su apoyo por la gestión de la pandemia antes de las elecciones generales que se celebrarán este año.

Las encuestas han mostrado que muchos japoneses se oponen a la celebración de los Juegos Olímpicos mientras el país se retrasa en sus esfuerzos por contener la pandemia y vacunar a la población.

Suga y los organizadores de los Juegos han dicho que no hay relación entre la celebración del evento deportivo, del 23 de julio al 8 de agosto, y el aumento de los casos.

Sin embargo, el principal asesor médico, Shigeru Omi, declaró al Parlamento que la celebración de los Juegos puede haber mermado el impacto de los pedidos del gobierno para que la gente se quede en casa.

La imposición del estado de emergencia en todo el país podría ser una opción para hacer frente a la pandemia, sostuvo. El estado de emergencia ya está en vigor en varias prefecturas, así como en Tokio.