Japón acordó comprarle a sus propietarios privados japoneses unas islas del Mar de China Oriental reclamadas tanto por Tokio como por Pekín, informaron el miércoles medios nipones, una medida que probablemente aumentará la tensión entre las dos economías más grandes de Asia.

Las islas deshabitadas conocidas como Senkaku en Japón y Diaoyu en China son desde hace mucho tiempo motivo de fricción entre las dos naciones, que reclaman soberanía sobre ellas y las zonas pesqueras aledañas, potenciales depósitos ricos en gas.

El Gobierno japonés comprará las islas por 2,050 millones de yenes (26.15 millones de dólares) y los propietarios firmarán pronto un contrato, indicaron los periódicos locales Asahi y Yomiuri.

La compra de las islas, controladas por Japón y también reclamadas por Taiwán, será aprobada en una reunión de Gabinete a mediados de septiembre, señalaron los diarios.

Disputas Territorios Mar de China

DAR CLIC PARA AMPLIAR IMAGEN

El gobernador nacionalista de Tokio, Shintaro Ishihara, propuso en abril un plan para comprar tres de las cinco islas deshabitadas, que son propiedad de la familia Kurihara.

Los Kurihara adquirieron las islas en 1972 de otra familia que los medios japoneses dicen que las habían administrado desde la década de 1890. Un hermano mayor poseía tres de las islas y una hermana, una cuarta. Esas cuatro islas son pretendidas por el Gobierno nipón, que ya es propietario de la quinta.

El secretario del jefe de Gabinete Osamu Fujimura evitó confirmar los últimos informes mediáticos, aunque dijo que el Gobierno y los propietarios de las islas estaban manteniendo conversaciones.

En tanto, Pekín reiteró el miércoles sus reclamos de soberanía indisputable sobre las islas.

"La voluntad y determinación de China para defender su soberanía territorial son inquebrantables", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Hong Lei. "China está siguiendo de cerca la situación y tomará las medidas necesarias para proteger su soberanía territorial", agregó.

El conflicto forma parte de una serie de disputas territoriales más amplias en los Mares de China Oriental y Meridional, las cuales han enfrentado a China con aliados regionales como Japón y Filipinas.

RDS