Tokio.- El Banco de Japón mejoró su panorama sobre la economía del país, al mencionar señales de una recuperación sostenida de la demanda interna, aunque advirtió que la crisis de deuda en Grecia representa un riesgo para la actividad global.

Anuncia esquema de préstamos para industria

El banco central anunció además un esquema de préstamos para las industrias en crecimiento y sugirió que podría hacer más para apuntalar la recuperación de la economía al aceptar un rango más amplio de garantías para las operaciones de la entidad.

"Tenemos que mirar los riesgos a la baja de la economía europea si las tensiones en los mercados financieros se incrementan por las reformas fiscales de algunos países europeos", afirmó el gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa.

"Pero mantenemos la idea de que las economías emergentes liderarán la recuperación de la economía global y que mantendrán un fuerte crecimiento basado en la demanda interna, y de que Estados Unidos seguirá recuperándose moderadamente", agregó.

Ojo sobre riesgos

Uno de los efectos en los mercados de las turbulencias en la zona euro ha sido el alza del yen frente al euro. El banco central japonés no hizo referencia a la moneda, pero el ministro de Finanzas, Naoto Kan, advirtió sobre los riesgos de una fuerte escalada del yen.

"Se necesita una mirada de cerca de manera tal que las alzas del yen no se vuelvan excesivas", dijo el ministro.

Kan reveló que el primer ministro le ordenó seguir de cerca las condiciones en los mercados, pero dijo que el Gobierno no considera por ahora ninguna medida específica.

El ministro desestimó además que fuera necesario una acción global para enfrentar la volatilidad en los mercados mundiales y dijo que no había planes para que los ministros de Finanzas del Grupo de los Siete países industrializados discutieran este fin de semana la evolución de la crisis.

"Esperábamos que la situación se calmara, pero aún no se ha estabilizado. Pero pienso que no necesitamos hacer nada adicional ahora", afirmó Kan.

Tal como se esperaba, el banco central dejó estable su tasa de interés de referencia en un 0.1% y delineó planes para ofrecer préstamos a esa tasa a los bancos que financien proyectos en sectores con potencial de crecimiento.

Los préstamos apuntan a un amplio rango de industrias, dijo Shirakawa sin dar detalles.

Los analistas son escépticos de que el plan pueda funcionar, debido a la baja demanda por crédito.