Italia empezará a tomar una muestra representativa de 150,000 personas en 2,000 ciudades la próxima semana para comprender mejor la extensión de la epidemia del Covid-19, dijo el jueves al Parlamento el jefe del comité científico del Gobierno.

Italia ha tenido más de 222,000 casos confirmados de coronavirus y más de 31,000 muertes desde que el brote salió a la luz el 21 de febrero. La mayoría de decesos se han detectado en sus regiones norteñas, mientras que el sur se ha librado bastante.

Fue el primer país europeo que impuso una cuarentena nacional en marzo para frenar el contagio. La semana pasada empezó a relajar algunas de sus restricciones.

"Este programa de tests incluirá una muestra significativa de ciudadanos y nos permitirá entender la (extensión de la) propagación del virus a nivel nacional", dijo Agostino Miozzo, líder del comité científico.

A fines de abril, el gobierno anunció la elección de la compañía Abbott Laboratories para suministrar kits para pruebas de sangre, en una lista compilada por la oficina nacional de estadísticas ISTAT para representar la población total.

El pico del contagio en Italia pasó en torno al fin de marzo, pero el país sigue registrando cientos de nuevos casos y muertes diarios, y los expertos temen que las infecciones puedan aumentar de nuevo ante el alivio de los confinamientos.

"Estamos avanzando hacia una normalidad relativa, pero estamos preocupados siempre y vemos ese índice de contagio como una pesadilla", comentó Miozzo.