Washington.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, será recibido este martes en Washington por el presidente Barack Obama, con el antecedente de su tensa visita anterior, en marzo, cuando le exigiera concesiones en pro de la paz en Medio Oriente.

Netanyahu llegó apenas pasadas las 4H00 (8H00 GMT) a la base aérea Andrews, en las afueras de Washington y debía mantener a las 11H00 (15H00 GMT) un encuentro con el presidente estadounidense en la Casa Blanca, que se terminaría por una sesión de fotos.

Con el objetivo de sacar del estancamiento el proceso de paz en Medio Oriente, Obama procuraría obtener concesiones de un primer ministro israelí que, últimamente, apareció más favorable a negociaciones directas con los palestinos.

"Creo que la mayor parte de mis discusiones con el presidente Obama en Washington la semana que viene apuntarán a cómo iniciar negociaciones de paz directas entre Israel y los palestinos ya", había declarado Netanyahu la semana pasada.

Tras su reunión, Obama y Netanyahu almorzarán en compañía del vicepresidente estadounidense Joe Biden y de varios miembros de la delegación israelí, según la Casa Blanca.

Si bien no se esperaban grandes anuncios a raíz del encuentro, responsables estadounidenses confiaban en las oportunidades de éxito de las discusiones para acordar una reanudación de negociaciones de paz directas en Oriente Medio, tras semanas de esfuerzos diplomáticos encabezados por el emisario estadounidense George Mitchell.

"Uno de los principales ejes de la discusión será sin duda el gran avance logrado en las negociaciones de proximidad y la oportunidad de hacer la transición hacia negociaciones directas", dijo el asesor de la Casa Blanca Dan Shapiro.

"Ya en poco más de un mes, desde que han empezado, sentimos que las brechas se han estrechado. Y creemos que existen oportunidades de estrechar aún más estas brechas para permitir a las partes dar el próximo paso hacia negociaciones directas", agregó.

Los palestinos suspendieron el diálogo directo con los israelíes a raíz de una ofensiva de 22 días de Tsahal en la franja de Gaza a fines de 2008. El diálogo recomenzó el 9 de mayo pasado bajo la forma de negociaciones indirectas, llamadas de "proximidad", por intermedio del emisario estadounidense para Medio Oriente George Mitchell.

La última vez que Netanyahu viajó a Washington, en marzo, sufrió una acogida glacial en la Casa Blanca por el anuncio previo de Israel de la construcción de 1.600 viviendas en un barrio de colonos de Jerusalén-este, anexada.

KLM