Jerusalén. Israel se convirtió en el primer país en boicotear una revisión periódica de sus prácticas por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al citar como motivo lo que llamó un fuerte sesgo del cuerpo de inspección en su contra.

Los representantes de Israel no asistieron a la sesión del Consejo de 47 miembros en Ginebra, después de pedir en enero que el examen se postergara. Todos los estados miembros de la ONU están obligados a someterse a una revisión cada cuatro años y hasta ahora casi todos han asistido, hasta aquellas naciones acusadas de extensas violaciones de los derechos humanos, como Siria y Corea del Norte.

Haití no se presentó ante el Consejo en el 2010, al citar como motivo de su ausencia el terremoto que azotó al país en ese año.

El portavoz del Consejo, Rolando Gómez, expuso a la Associated Press que la ausencia de Israel de la Revisión Periódica Universal obligatoria pone al Consejo en un nuevo territorio . Estados Unidos urgió a Israel a participar.

El vocero de la cancillería israelí, Yigal Palmor, afirmó que la medida es afín con la decisión tomada en marzo de suspender la participación de Israel en el trabajo del Consejo, luego de que el organismo decidiera formar una misión de rectificación de hechos para examinar el efecto de los asentamientos israelíes en la Cisjordania y Jerusalén del Este en los derechos humanos de los palestinos.