Dubái. Irán dará una respuesta “calculada y decidida” al asesinato de su principal científico nuclear, dijo un alto asesor del líder supremo de Irán, mientras que un periódico de línea dura sugirió que la venganza de Teherán debería incluir un ataque a la ciudad israelí de Haifa.

“Sin duda, Irán dará una respuesta calculada y decidida a los criminales que se llevaron al mártir Mohsen Fakhrizadeh de la nación iraní”, manifestó Kamal Kharrazi, quien también es el jefe del Consejo Estratégico de Relaciones Exteriores de Irán, en una declaración.

Fakhrizadeh, sospechoso desde hace tiempo de ser el cerebro de un programa secreto de armas nucleares, fue emboscado en una autopista cerca de Teherán el viernes y abatido a tiros en su automóvil.

Los clérigos y militares de Irán han culpado a Israel de la matanza. En el pasado, Irán ha acusado a Israel de haber matado a varios científicos nucleares iraníes desde el 2010.

La oficina del primer ministro Benjamín Netanyahu se ha negado a hacer comentarios sobre el asesinato. Un ministro del gabinete israelí, Tzachi Hanegbi, dijo el sábado que no sabía quién lo había llevado a cabo.

Los medios de comunicación de línea dura iraníes pidieron el domingo una venganza.

El diario de línea dura Kayhan, cuyo editor en jefe es nombrado por el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, pidió un ataque a la ciudad portuaria israelí de Haifa, si se demuestra el papel de Israel en el asesinato de Fakhrizadeh.

“El ataque debe llevarse a cabo de tal manera que además de destruir las instalaciones, también cause graves pérdidas humanas”, escribió Saadollah Zarei en un artículo.

Sin embargo, los gobernantes de Irán son conscientes de las enormes dificultades militares y políticas de atacar a Israel, lo que complicaría cualquier esfuerzo del presidente demócrata electo de Estados Unidos, Joe Biden, para revivir la distensión con Teherán después de que tome posesión del cargo el próximo 20 de enero.

No es una serie de tv, parece

¿El Mossad asesinó a la eminencia gris del sector nuclear iraní? En caso afirmativo, ¿por qué? ¿Y cómo podría Irán vengarse? En Israel, el día de ayer 29 de noviembre, surgían preguntas sobre la muerte de Mohsen Fakhrizadeh, que comparan con la de un thriller cinematográfico.

El científico, de 59 años, considerado por funcionarios israelíes como jefe del sector militar del programa nuclear iraní, lo que Irán niega, fue asesinado el viernes en un ataque cuando viajaba en su automóvil, cerca de Teherán, según autoridades locales.

El guión podría provenir de la nueva serie israelí “Teherán”, donde agentes del Mossad (servicio de inteligencia exterior israelí) en misión en Irán toman como objetivo al sector nuclear del país, que de acuerdo con Israel intenta desarrollar el arma atómica. HBO compró los derechos de la exitosa investigación “Rise and Kill first”, del periodista israelí Ronen Bergman.

Sobre el final de esta obra, de más de 700 páginas, sobre “la historia secreta de los asesinatos selectivos por parte de Israel”, Bergman evoca el ‘caso Fakhrizadeh’ con estas palabras: “Los iraníes constataron que alguien estaba matando a sus científicos y comenzó a protegerlos con celo, sobre todo al jefe del proyecto de armamentos, Mohsen Fakhrizadeh, considerado el cerebro del “programa nuclear”.

No es una serie, parece.