Internacionales

Lectura 1:00 min

Irán pide a Obama vetar la prolongación de las sanciones

Avatar de Redacción

Por Redacción

Irán dijo que la votación del Senado de Estados Unidos para extender por 10 años las sanciones en su contra viola un acuerdo alcanzado en 2015 con seis grandes potencias para que la república islámica frenara su programa nuclear, por lo que amenazó con tomar represalias.

Irán pidió el viernes 2 de diciembre al presidente estadounidense Barack Obama que vetara la extensión de 10 años de las sanciones contra el país, aprobada por el Senado de Estados Unidos, alegando que iba en contra del acuerdo nuclear.

"Como ya ha sido dicho en varias ocasiones por los responsables iraníes, el reciente proyecto de ley votado por la Cámara de Representantes y el Senado para prorrogar las sanciones contra Irán va contra el JCPOA (acrónimo en inglés del acuerdo histórico firmado en julio de 2015 con seis grandes potencias), declaró el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Bahram Ghasemi.

"El presidente estadounidense aceptó hacer uso de todos sus poderes para impedir (que medidas votadas) contra el JCPOA no se conviertan en leyes o no sean aplicadas, incluyendo la reciente votación en el Congreso", añadió.

El Senado estadounidense aprobó el jueves por un aplastante 99 a 0 una extensión de 10 años de las sanciones que no están relacionadas con el acuerdo concluido a mediados de 2015, luego de que la Cámara de Representantes la aceptara en noviembre.

Se espera que Obama firme la medida, dijo la Casa Blanca, y agregó que el gobierno no cree que la extensión viole el acuerdo nuclear.

El régimen actual de sanciones tenía que terminar a finales de este año.

Estados Unidos suspendió las sanciones contra Irán vinculadas a los temas nucleares, pero siguen imponiendo otras relacionadas con el no respecto a los derechos humanos por Teherán, su apoyo al "terrorismo" en Oriente Medio y a su programa de misiles balísticos.

El conjunto de sanciones, impuestas desde 1996, es reconducido cada 10 años.

La Ley de Sanciones a Irán (ISA, por sus siglas en inglés) fue adoptada por primera vez en 1996 para castigar las inversiones de Teherán en la industria energética y disuadir el desarrollo de armas nucleares. La prórroga fue aprobada por unanimidad el jueves.

Funcionarios estadounidenses dijeron que la renovación de ISA no violaba el acuerdo nuclear entre Teherán y seis grandes potencias, en virtud del cual Irán redujo su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones occidentales.

"La extensión de las sanciones por parte del Congreso de Estados Unidos es una violación del acuerdo. Vamos a informar al comité de Irán, asignado para supervisar la aplicación del acuerdo", informó la televisión estatal citando a Bahram Ghasemi, portavoz del ministro de Relaciones Exteriores.

La máxima autoridad de Irán, el líder supremo ayatolá Ali Khamenei, advirtió en noviembre que una extensión de las sanciones violaría el acuerdo.

Ghasemi, que hizo eco a la posición de Khamenei, no dijo qué acción tomaría Irán, pero aseguró en comentarios a la agencia estatal de noticias IRNA: "Irán ha demostrado su compromiso con sus acuerdos internacionales, pero también estamos preparados para cualquier escenario posible. Estamos dispuestos a proteger firmemente los derechos de la nación bajo cualquier circunstancia".

La ISA debía expirar el 31 de diciembre. Legisladores estadounidenses dijeron que sería más fácil que las sanciones sean reimpuestas si Irán violaba el acuerdo.

El acuerdo nuclear de 2015 se selló después de años de enfrentamiento entre las naciones occidentales - que acusaban a Irán de intentar desarrollar armas nucleares - y Teherán, que aseguraba que su programa nuclear sólo tenía fines energéticos. Las sanciones impuestas sobre su programa nuclear han dañado gravemente la economía iraní.

rarl

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.