Irán anunció este sábado que una patrulla de guardias fronterizos mató a seis narcotraficantes que se habían infiltrado por la frontera con Pakistán y se incautó de 1,000 kilos de droga.

"El tiroteo se produjo en el lado iraní de la frontera. Más de 1,000 kilos de opio y haschich fueron requisados", declaró la policía de fronteras de la provincia iraní de Sistan-Baluchistán, citada por la agencia oficial iraní IRNA.

Las autoridades pakistaníes habían anunciado el viernes que al menos seis pakistaníes murieron y dos resultaron heridos por tiros de los guardias fronterizos iraníes tras cruzar la línea de demarcación entre ambos países.

JSO