El ministro de Petróleo iraní dijo que el Estado islámico cortará en breve las exportaciones de crudo a "algunos" países, informó la agencia estatal de noticias IRNA.

"Pronto vamos a cortar la exportación de petróleo a algunos países", dijo Rostam Qasemi citado por IRNA.

Estas declaraciones llegan después de que otro funcionario de alto de Irán cargo dijera que el país está estudiando prohibir todas las exportaciones de petróleo a la Unión Europea por entre 5 y 15 años, mientras que su viceministro del Petróleo dijo que los precios se elevarán si la UE aplica su prohibición a las importaciones de crudo iraní.

El Parlamento iraní tenía previsto votar a favor de frenar las exportaciones a la Unión Europea la semana próxima en venganza por la decisión europea de dejar de importar crudo iraní a partir de julio y con el objetivo de golpear a las ya débiles economías europeas.

Emad Hosseini, integrante de la Comisión Energética, dijo el domingo a la agencia de noticias semioficial Mehr que aunque no se había elaborado un borrador de la ley, los diputados estaban estudiando la posibilidad de aplicar una prohibición preventiva, y un miembro de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior agregó que cualquier prohibición duraría al menos cinco años.

"Cambiaremos la amenaza en una oportunidad para Irán y cortaremos los suministros de petróleo de Irán a los europeos por entre cinco y 15 años", dio el domingo Mohamad Karim Abedi citado en la semioficial agencia de noticias Fars.

"No dejaremos sin respuesta las sanciones de los enemigos e impondremos sanciones sobre ellos, además de cerrar el suministro de petróleo iraní a Europa".

Las importaciones europeas de crudo iraní subieron a unos 700,000 barriles diarios en el tercer trimestre del año pasado, un siete por ciento más que el trimestre anterior, y algunas de las economías más frágiles fueron las mayores compradoras.

¿EL BARRIL A 150 DOLARES?

Otro funcionario iraní dijo el domingo que los precios del petróleo podrían alcanzar los 150 dólares por barril como consecuencia de la prohibición de la Unión Europea sobre las importaciones de crudo del país.

"A pesar de que no se puede hacer una predicción exacta en los precios del petróleo, parece ser que seremos testigo de un precio entre 120 y 150 por barril en el futuro", dijo el viceministro iraní del Ministerio de Petróleo, Ahmad Qalebani.

El viernes, el precio del barril de referencia Brent subió a 111.50 dólares ante la expectativa de que el Parlamento iraní vote a favor de frenar las exportaciones a la Unión Europea la semana próxima en venganza por la decisión europea de dejar de importar crudo iraní a partir de julio.

La escalada de tensión entre Irán y los aliados occidentales por el programa nuclear iraní, con amenazas por parte de Teherán de cerrar el vital estrecho de Ormuz, ha empujado los precios del crudo al alza unos ocho dólares desde mediados de diciembre.

Pero los analistas dicen que probablemente habrá más petróleo este verano, gracias a la producción adicional de Arabia Saudí, Irak y Libia, que compensaría con creces cualquier pérdida por la prohibición iraní, y que esto se reflejaría probablemente en los precios del petróleo.

klm