El presidente iraní, Hassan Rouhani, acusó de salvajismo a Estados Unidos por infligir 150,000 millones de dólares en daños a su país mediante sanciones y calificó a la Casa Blanca como blanco de las maldiciones y el odio iraní.

"Con sus sanciones ilegales e inhumanas y sus acciones terroristas, los estadounidenses han infligido 150,000 millones de dólares en daños al pueblo de Irán", dijo con voz temblorosa Rouhani en declaraciones televisadas. "No hemos visto tal grado de salvajismo... El blanco de las maldiciones y el odio del pueblo iraní es la Casa Blanca", añadió.

Las tensiones entre Washington y Teherán se han intensificado a raíz de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió retirar unilateralmente a su país en 2018 del acuerdo nuclear con Irán que había sido alcanzado por su predecesor, Barack Obama, y reanudó las sanciones económicas que habían dejado de implementarse en virtud del pacto.

Irán ha violado gradualmente los límites centrales de ese acuerdo, según el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), entre ellos el tamaño de sus existencias de uranio enriquecido en bajos niveles, así como el grado de pureza al que se le permite enriquecer uranio.

Washington impuso nuevas sanciones el lunes al Ministerio de Defensa de Irán y otros involucrados en su programa nuclear y armamentístico. El jueves, Washington incluyó en su lista negra a varios funcionarios y entidades iraníes por presuntas violaciones graves a los derechos humanos.

Los comentarios de Hassan Rouhani fueron emitidos ante una reunión de la Oficina Nacional de Gestión y Lucha contra el Coronavirus en Teherán, que aprovechó para hablar sobre su descontento por las acciones de Estados Unidos.