Barack Obama instó a la audiencia estadounidense a recordar que nuestra libertad está ligada a la libertad de los demás, independientemente de cómo se ven o de dónde vienen o cual sea su apellido o la fe que practiquen , dijo a una multitud de pie en el Centro de Visitantes del Capitolio. El presidente habló el miércoles durante una ceremonia conmemorativa por el 150 aniversario de la Enmienda 13, la cual prohíbe la esclavitud, pero estaba claro que tanto las palabras que eligió como la respuesta de la multitud hacen referencia tanto a la época actual como a lo ocurrido hace más de un siglo.

En el contexto del discurso de Obama está el llamado realizado por Donald Trump, quien en una retórica anti-islámica pidió prohibir la entrada de musulmanes al país. Traicionaríamos los esfuerzos del pasado, si no somos capaces de hacer retroceder la intolerancia en todas sus formas , continuó Barack Obama.

Pero sus palabras, esta vez, parecían estar adaptadas a la noticia de la semana y al duro lenguaje del precandidato republicano. Obama habló de la esclavitud como el pecado original de la nación y advirtió que EU se condenaría si se ignora a aquellos que son sujetos de discriminación e injusticia.

Más tarde, la Casa Blanca dijo que las declaraciones de Obama no fueron dirigidas a Trump o a cualquier candidato.

EL DATO

PARÍS. Fue revelada la identidad de un tercer atacante en la sala de conciertos Bataclan. La madre de Foued Mohamed-Aggad recibió un mensaje de texto, en el que le anunciaban la muerte de su hijo como mártir . (AP)