París.- El candidato socialista y favorito a la elección presidencial del domingo, Franóois Hollande, estimó el miércoles que el problema de Francia no la inmigración a secas sino un número excesivo de inmigrantes en situación irregular.

" No hay demasiados inmigrantes en situación legal en Francia", aunque "hay demasiados inmigrantes en situación irregular", dijo Hollande en una entrevista con la televisión BFMTV y la radio RMC.

"No podemos aceptar que hombres y mujeres vengan a instalarse en nuestro territorio, aunque estén empujados por el desamparo y la miseria, sin contar con las condiciones legales para ser recibidos", agregó.

Hollande dirimirá el balotaje con el presisente saliente, el conservador Nicolas Sarkozy, quien insistió en su campaña en la necesidad de endurecer las políticas de inmigración y seguridad y reprocha a su adversario un supuesto laxismo en esas materias.

RDS