Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien iniciará mañana domingo de manera oficial su segundo mandato constitucional, puso en marcha los eventos públicos que enmarcarán su histórica investidura.

Poco antes del mediodía de este domingo, el magistrado presidente de la Suprema Corte de Justicia, John Robert, tomará la protesta a Obama en la Oficina Oval, en cumplimiento de lo que establece la Constitución estadunidense.

Roberts repetirá el ejercicio el lunes en las escalinatas del Capitolio durante la ceremonia pública de juramentación ante unas 800 mil personas que se estima se darán cita en la explanada que se extiende frente al inmueble de mármol blanco, conocida como el Mall.

Millones más de estadunidenses seguirán a través de la televisión la ceremonia, en la que también será juramentado el vicepresidente Joe Biden de manos de la magistrada Sonia Sotomayor, la primer jurista de origen hispano en pertenecer a la más alta instancia judicial del país.

Estaba previsto que Biden fuera juramentado oficialmente el domingo en la Oficina Oval antes que Obama, pero un problema en el horario de Montemayor obligó a aplazar esa ceremonia.

Este sábado, Obama y la primera dama asistieron a una escuela primaria en esta ciudad para poner en marcha la jornada por el Día Nacional del Servicio Público, una iniciativa que fue incorporada por el mandatario a las festividades por la investidura cuatro años atrás.

En esa escuela, el mandatario y su esposa Michelle Obama y sus hijas Sasha y Malia se sumaron a otros voluntarios en las tareas de renovación de ese centro escolar.

Por separado, representantes de los 50 estados del país se dieron cita en el Mall en la llamada Cumbre del Día Nacional del Servicio Público, una idea de Obama para honrar la memoria del líder de los derechos civiles Martin Luther King, cuya festividad nacional se observa el tercer lunes del mes de enero.

Por la tarde, la primera dama Michelle Obama, acompañada de Jill Biden, la esposa del vicepresidente Joe Biden, inauguraron en el Centro de Convenciones el concierto inaugural infantil.

La juramentación pública del lunes marcará el punto álgido de estos festejos, la cual será coronada con un desfile civico militar con una duración de dos horas y en el que participarán más de ocho mil personas.

El comité organizador ha instalado enormes pantallas en el Mall para que los asistentes puedan seguir cada detalle del evento, así como el discurso inaugural de Obama.

Posteriormente, Obama y la primera dama Michelle Obama recorrerán a pie y a bordo de la limusina presidencial la ruta del desfile de investidura hasta el estrado construido para la ocasión frente a la Casa Blanca, desde donde presidirán esta marcha.

Por la noche, el mandatario y su esposa asistirán a los dos bailes oficiales a celebrarse en las instalaciones del Centro de Convenciones, donde convivirán con miembros de las Fuerzas Armadas y con las miles de personas que obtuvieron boletos.

Todos los actos se llevarán a cabo bajo un amplio dispositivo de seguridad, que fue implementado este sábado y que involucra a poco menos de medio centenar de agencias policiacas federales y locales.

Como parte de ese dispositivo de seguridad, un amplio sector de la capital, que incluye el Capitolio y la Casa Blanca, quedará sujeto a restricciones para la circulación de vehículos, incluyendo el cierre de algunas estaciones del servicio de transporte colectivo o metro.

El espacio de la capital estadunidense será objeto de restricciones para el transito aéreo durante la ceremonia del próximo lunes.

Los festejos concluirán el próximo martes, cuando la familia presidencial y el vicepresidente Biden y su esposa acudan a un servicio religioso en la Catedral Nacional.

Los festejos tendrá una conclusión de bajo perfil el martes cuando la familia presidencial, así como Biden y su esposa atenderán un servicio religioso en la Catedral Nacional.

ERP