Un primer contingente de medio centenar de turcos detenidos durante la operación con una flotilla humanitaria internacional que se dirigía a Gaza abandonaron la noche del martes al miércoles la cárcel de Beersheva (sur) para ser expulsados, anunció un responsable gubernamental israelí.

En total, más de 300 turcos deben ser expulsados, y dos o tres aviones los están esperando , precisó.

Lo anterior, luego de que el martes la OTAN pidiera la inmediata liberación de los civiles detenidos y los barcos retenidos por Israel tras un consejo extraordinario de los embajadores aliados convocado a instancias de Turquía, uno de los 28 países de la Alianza. A la hora de la reunión, Israel mantenía arrestados a más de 500 activistas; alrededor de medio centenar eran de países de la Unión Europea.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, fue quien se pronunció por la liberación inmediata de los civiles y los barcos detenidos después del asalto a la flotilla de ayuda humanitaria que navegaba hacia Gaza.

Agrego mi voz a los llamados de las Naciones Unidas y de la Unión Europea en favor de una investigación rápida, imparcial, fiable y transparente sobre el incidente en el que nueve personas perdieron la vida, dijo Rasmussen en un comunicado difundido en Bruselas.

Pido la liberación inmediata de los civiles y de los barcos detenidos en Israel , agregó.

Condenan Rusia y UE uso de la fuerza

Rusia y la Unión Europea condenaron el martes el uso de la fuerza por parte de Israel, que ocasionó nueve muertos, e instaron a la apertura de los pasos fronterizos en la franja.

La muerte de personas es irreparable y absolutamente injustificable , declaró el presidente ruso, Dmitry Medvedev, en una rueda de prensa con los líderes de la UE.

Lamentamos la pérdida de vidas, condenamos el uso de la violencia y demandamos una investigación inmediata, completa e imparcial , afirmó el presidente de la UE, Herman van Rompuy.

Las declaraciones fueron una muestra de solidaridad entre la Unión Europea y Rusia, que ha apoyado tradicionalmente a los palestinos pero en los últimos años ha cultivado una relación más estrecha con Israel.

Israel mantiene su postura

Activistas prometieron el martes intentar romper el bloqueo israelí en la Franja de Gaza con otro barco, pero un oficial israelí advirtió que lo detendrán preparando el escenario para una nueva confrontación después del mortal enfrentamiento del lunes.

La nave, que lleva 15 activistas, formaba parte de la flotilla con ayuda humanitaria que fue tomada ayer por el Ejército israelí, pero se vio demorada en su navegación.

El barco, en el que viajan cuatro irlandeses, entre ellos la Nobel de la Paz Mairead Corrigan-Maguire, navega con unas 48 horas de retraso con respecto al resto de la flotilla, ya que tuvo que permanecer en Chipre por problemas logísticos.

Somos una iniciativa para romper el bloqueo israelí a 1.5 millones de personas en Gaza. Ésta no va a ser la última flotilla , dijo Greta Berlin, activista del Movimiento de Liberación de Gaza.

El Rachel Corrie lleva equipos médicos, escolares y cemento, material que Israel ha prohibido en el territorio gobernado por Hamas.

La nave podría llegar a aguas del enclave costero el miércoles, pero Berlin dijo que quizá no intente llegar a la Franja de Gaza hasta principios de la próxima semana.