La Paz. La candidatura de Evo Morales al Senado fue inhabilitada este jueves por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), bajo el argumento de que el exmandatario no acreditó debidamente su residencia permanente en Bolivia.

En conferencia de prensa, Salvador Romero, presidente del TSE, especificó que el requisito de residencia permanente, excluyente para poder competir, considera el domicilio declarado por el aspirante ante el padrón electoral, que el sitio sea donde el candidato desarrolla su proyecto de vida y una residencia efectiva en el lugar.

Morales salió de Bolivia como asilado político en noviembre del 2019, en medio de un clima de inestabilidad con la participación de las fuerzas armadas, que lo llevó a optar por renunciar a la Presidencia. Un episodio que distintos analistas internacionales califican como un golpe de Estado.

Tras la noticia, el expresidente cuestionó la decisión, asegurando que se trata de “un golpe contra la democracia”.

“Los miembros del Tribunal Superior Electoral saben que cumplo todos los requisitos para ser candidato. El objetivo final es la proscripción del MAS”, expresó en su cuenta de Twitter.

El excanciller de Morales, Diego Pary, también fue inhabilitado.