La Habana. Las autoridades cubanas denunciaron una censura de Twitter, tras la suspensión de decenas de cuentas de medios y organismos oficiales.

Esta suspensión ocurrió la noche del miércoles, en momentos en que el presidente Miguel Díaz-Canel comparecía en directo ante la televisión para hablar sobre una crisis de combustible en la isla.

El Ministerio de Cultura consideró que hubo una “operación de Twitter hecha en EU para intentar silenciar a Cuba”, y denunció que la red social censuró las cuentas de varios de sus viceministros, además de que “otras muchas otras cuentas fueron bloqueadas”.

“En una evidente operación concertada, se trató de limitar los pronunciamientos de los revolucionarios en favor de la verdad”, agregó. El corte de cuentas se produjo mientras el presidente cubano señalaba a Washington como responsable de la falta de combustible, por sus sanciones contra la isla.

Cuando el jefe de Estado comenzó a hablar, se suspendió la cuenta del programa, así como la del canal de televisión Caribe y la de otros medios de comunicación oficiales, incluidos los históricos diarios Granma y Juventud Rebelde.

Respuesta de Twitter

Contactado por la agencia AFP, Twitter se refirió a reglas de manipulación en su plataforma, en particular a la prohibición de “amplificar o perturbar de manera artificial las conversaciones a través del uso de cuentas múltiples”.

Sin querer entrar en detalles, la red social dijo que había comunicado “violaciones de su política directamente a los propietarios de las cuentas” concernientes.

La isla recibe regularmente críticas de ONGs por su control excesivo en este tema. En un reciente informe, la ONG Freedom House denunció que “los blogs y los sitios críticos son frecuentemente bloqueados”.

Lo inédito, Cuba habla de censura.