India y Pakistán se atribuyeron el miércoles el derribo de cazas de combate del país vecino, un día después de que la aviación india atacó dentro de territorio paquistaní por primera vez desde una guerra en 1971.

Ambos países han ordenado ataques aéreos en los últimos dos días, la primera vez en la historia que dos potencias nucleares hacen algo así, mientras que fuerzas terrestres han intercambiado disparos en más de una docena de lugares.

La tensión es alta desde que un atentado con coche bomba perpetrado por militantes con base en Pakistán en la Cachemira controlada por India acabó con la vida de al menos 40 policías paramilitares indios el 14 de febrero, pero el riesgo de conflicto se elevó abruptamente el martes, cuando India lanzó un ataque aéreo contra lo que identificó como una base de entrenamiento de militantes.

Una alta fuente del gobierno indio dijo que murieron 300 militantes en el ataque del martes. Pakistán asegura que no falleció nadie.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, pidió conversaciones con India y se mostró esperanzado en que prevalezca "el mejor sentido" para que ambas partes puedan rebajar la tensión.

"La historia nos dice que las guerras están llenas de errores de cálculo. Mi pregunta es si, teniendo en cuenta las armas que tenemos, podemos permitirnos un error de cálculo", afirmó Khan durante una breve comparecencia televisada. "Deberíamos sentarnos y hablar".

La cuenta oficial de Twitter del gobierno paquistaní publicó un video de lo que afirmó era un piloto indio que fue derribado. El hombre, identificado por Pakistán como el comandante Abhi Nandan, que apareció con la cara llena de sangre y los ojos vendados, dice su nombre y número de servicio antes de afirmar al hombre que le está interrogando: "Lo siento, señor, se supone que es lo único que puedo decirle".

Un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores indio indicó que el tratamiento del piloto fue una "vulgar exhibición de un integrante herido de la Fuerza Aérea India, en violación con todas las normas de la ley humanitaria internacional y la Convención de Ginebra", al tiempo que exigió su liberación inmediata. India no ha dado el nombre del piloto aún.

En un segundo video que circula en las redes sociales y que fue compartido en forma de captura de pantalla por la misma cuenta gubernamental paquistaní, se ve al piloto tomando té mientras agradece el tratamiento dispensado por el Ejército paquistaní. Reuters no pudo verificar de manera independiente la autenticidad del segundo video.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, habló por separado con los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países y les instó a evitar "una mayor actividad militar".

"Le dije a ambos ministros que animamos a India y Pakistán a que se moderen y eviten una escalada a cualquier costo", dijo Pompeo en un comunicado. "También animé a ambos ministros a priorizar la comunicación directa y evitar una mayor actividad militar".