Washington. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés) detectó el primer caso de coronavirus en uno de sus centros de detención.

El enfermo es un mexicano de 31 años detenido en Hackensack, Nueva Jersey. Las autoridades lo pusieron en cuarentena y suspendieron las detenciones en ese centro.

Un agente de la ICE que trabaja en ese centro dio positivo a un test de coronavirus la semana pasada, precisó la organización de defensa de derechos cívicos ACLU.

“Esto es lo que los expertos en salud pública habían predicho: los detenidos son presas fáciles para el virus. Los mismos expertos también predijeron que, tan pronto como apareciera la enfermedad en un centro, iba a propagarse rápidamente”, comentó Andrea Flores, una de las responsables de la organización.

Unos 37,000 inmigrantes están actualmente bajo custodia de la policía migratoria.