El huracán Dorian azotó las Bahamas el lunes, arrancando techos, cortando líneas eléctricas e inundando casas debido a la crecida de las aguas mientras avanza hacia la costa estadounidense, donde se ordenó la evacuación de más de 1 millón de personas.

Bahamas Press informó en Twitter que un niño se ahogó en el norte de las Bahamas, convirtiéndose en la primera víctima fatal del paso de uno de los huracanes del Atlántico más poderosos de los que se tenga registro. No hubo otros reportes de muertes confirmadas.

Hasta 13,000 casas en las Bahamas podrían haber sido destruidas o gravemente dañadas, dijo la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Las casas de un vecindario de Freeport en la isla Gran Bahama fueron cubiertas por 1.8 metros de agua. "Pareciera que son botes sobre el agua", dijo Rosa Knowles-Bain, de 61 años, una residente que se alberga hace dos días en un refugio de emergencia.

Un testigo de Reuters que se aloja en un hotel en el Abaco Beach Resort de la isla de Gran Ábaco dijo que los vientos arrancaron las persianas y parte del techo y que el lugar estaba rodeado por un lago de agua.

El huracán, que fue degradado en la mañana del lunes a Categoría 4 de la escala Saffir-Simpson de cinco niveles, se encontraba sobre la isla Gran Bahama con vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora (km/h) y avanzaba a una velocidad de 1.6 km/h, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos a las 18:00 GMT.

Dorian permanecería sobre la isla Gran Bahama durante gran parte del día y la noche con vientos "catastróficos" y una enorme marea de tempestad que podría subir el nivel en hasta 5.4 o 7 metros sobre lo normal en algunas zonas, dijo el CNH.

Aunque se espera que Dorian se debilite gradualmente, meteorólogos dijeron que posiblemente seguirá siendo un huracán poderoso durante los próximos días.

Fuertes ráfagas de viento y oleaje se han reportado en la costa este de Florida, con el huracán a 169 kilómetros de West Palm Beach, dijo el CNH, agregando que Dorian se acercaría peligrosamente al estado desde la noche del lunes a la tarde del miércoles.

Nueve condados de Florida ordenaron evacuaciones obligatorias. Entre ellos está el condado Duval, donde está Jacksonville, una de las dos ciudades más grandes de Florida, y algunas áreas del condado de Palm Beach County, donde se encuentra el resort Mar-a-Lago del presidente Donald Trump.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, pidió a los residentes de la costa que obedezcan las órdenes de evacuación. "Salgan ahora mientras hay tiempo y mientras tengan combustible disponible", declaró en una conferencia de prensa desde el centro de operaciones de emergencia del estado en Tallahassee.