Berlín. A poco más de ocho meses para la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), el nuevo ministro de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, advirtió que existe la posibilidad de que su país se retire sin lograr un acuerdo, lo que causaría daños económicos y políticos a ambas partes.

En una conferencia de prensa tras reunirse con su homólogo Heiko Maas, en Alemania, el sucesor de Boris Johnson puntualizó que: “En lo referente al Brexit, existe un riesgo muy real de que no haya un acuerdo por accidente”.

“Creo que mucha gente en la UE está pensando que sólo tiene que esperar lo suficiente y Reino Unido parpadeará”, afirmó Hunt. “Mi preocupación real es que (un Brexit caótico) cambie la actitud pública británica hacia Europa durante una generación y provoque una fisura en las relaciones, que sería muy dañino”, enfatizó.

Hunt llamó a los negociadores de la UE a desempeñar un papel más constructivo. “Es necesario un planteamiento realmente nuevo por parte de la UE en las negociaciones”, consideró.

Por su parte, Maas dijo que Alemania no quiere un Brexit desordenado.

“Queremos un acuerdo. Sabemos que para eso debemos dar pasos para acercarnos”, señaló, agregando que los intereses colectivos de la UE deben ser defendidos.

Mientras se acerca el plazo para el fin de las conversaciones, los negociadores siguen muy divididos sobre el Brexit.

El Parlamento Europeo y los parlamentos de las naciones socias deben ratificar el acuerdo antes de que Gran Bretaña haga efectiva su marcha del grupo el 29 de marzo del 2019.

Grieta

Mientras tanto en Londres, el secretario para el Brexit, Dominic Raab, sugirió que Gran Bretaña podría no pagar su factura de 39,000 millones de libras (51,000 millones de dólares) a la UE si no alcanza un acuerdo comercial con el bloque.