Caracas. El presidente Hugo Chávez deberá enfrentar un difícil proceso posoperatorio tras la compleja intervención quirúrgica a la que fue sometido en La Habana para atender la reaparición de células cancerígenas en su cuerpo, anunció ayer el vicepresidente Nicolás Maduro, lo que elevó el clima de incertidumbre y las dudas sobre el estado de salud del Mandatario.

Maduro anunció en un mensaje televisado que Chávez, de 58 años, fue sometido el martes a una operación compleja, difícil, delicada de unas seis horas y que como consecuencia de ello el proceso posoperatorio va a ser un proceso también complejo y duro . No ofreció detalles sobre el estado de salud actual del Mandatario, qué implicaba la complejidad del proceso posoperatorio, ni por cuánto tiempo se extendería tal proceso.

El vicepresidente recordó que Chávez pidió a los venezolanos antes de partir a Cuba mantenerse serenamente preparados para enfrentar estos días duros, complejos y difíciles que nos va a tocar vivir , y expuso que este complejo escenario sólo se puede enfrentar con la unidad del pueblo, con la unidad de las fuerzas políticas y sociales de la revolución .

Más temprano que tarde vamos a tener a nuestro comandante Presidente aquí , abundó el Vicepresidente.

Aprovechó el discurso para fustigar a la oposición, a la que señaló de atacar a Chávez y les exigió que cesaran en sus acciones.

El analista político Ricardo Ríos afirmó que por las breves palabras y el rostro de Maduro se podría inferir que es grave la situación de Chávez, pero sostuvo que la escasa información aportada por él genera más incertidumbre .