El gobierno de Hong Kong transmitió este martes a las autoridades chinas un controvertido informe sobre las recientes manifestaciones en esta excolonia británica, que según la oposición local viola las opiniones de sus habitantes.

Este documento de 220 páginas, titulado "Informe sobre la reciente situación social y política en Hong Kong", relata de forma cronológica las manifestaciones que se produjeron entre fines de septiembre y fines de noviembre en la excolonia británica devuelta a China en 1997.

El documento reconoce "divergencias" en el seno de la población de Hong Kong, pero concluye que las posiciones de las autoridades de Pekín y del gobierno del territorio autónomo hongkonés reflejan la "aspiración" de una mayoría de su población.

Sin Chung-kai, diputado del opositor Partido democrático, denunció un " informe que viola las opiniones de los habitantes de Hong Kong". Muchos parlamentarios opositores rompieron públicamente copias del informe en señal de protesta.

Los manifestantes del pasado otoño boreal en su mayoría estudiantes y jóvenes trabajadores pedían la instauración en Hong Kong de un verdadero sufragio universal y criticaban la preselección por parte de China de los candidatos al cargo de jefe del ejecutivo local en los comicios de 2017.

erp