La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, almorzó el lunes con el ex presidente sudafricano Nelson Mandela en el pueblo de Qunu (sureste), donde el héroe de la lucha anti apartheid vive retirado.

Clinton y Mandela se entrevistaron antes de almorzar, un honor que Nelson Mandela, de 94 años de edad, solo reserva a los invitados más distinguidos, dado su delicado estado de salud.

"Madiba no solo representa lo que está bien en este mundo, sino que es un amigo cercano de la secretaria (de Estado) quien ha aprendido mucho de él", explicó un miembro de la delegación norteamericana, utilizando el nombre del clan del primer presidente negro de Sudáfrica que los habitantes del país emplean cariñosamente.

RDS