Entrevista a Zvi Tal, embajador de Israel en México

El embajador de Israel en México, Zvi Tal, recibe a El Economista en la sede de la legación para hablar sobre el auge de los revisionismos de la Segunda Guerra Mundial, en particular, por parte de Polonia y Ucrania, y sobre el reciente plan articulado por el presidente Trump para Israel y Palestina.

—¿Por qué ocurren en estos momentos casos de revisionismo sobre la Segunda Guerra Mundial, como el polaco y el ucraniano?

—Todavía hay un movimiento nacionalista y nostálgico muy grande en muchos de estos países y tratan de tener un tenue nacionalismo; éste es un elemento que intenta reescribir la historia, pero para mí lo importante es combatir la ignorancia, la gente tiende a olvidar, hay un río de revisionismo en la ignorancia.

Con motivo del 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz, el presidente de Ucrania (Volodymyr Zelensky) acusa a la URSS de haber iniciado la Segunda Guerra Mundial. ¿Cuál es la postura de Israel al haber sido los judíos las principales víctimas de la guerra?

—Desgraciadamente se cometieron muchas atrocidades contra los judíos y algunos países fueron pasivos o fueron cómplices en la perpetración de estas atrocidades, y eso es una huella imborrable.

—¿Al paso de los años se va desvirtuando lo ocurrido en la memoria?

—Creo que es difícil imaginar un exterminio a tal escala, Alemania nos ha dado grandes compositores, escritores y poetas, por lo que es difícil que cualquier mente humana pueda pensar en un exterminio. Es difícil entender un holocausto donde millones de personas y niños murieron.

Años atrás, el presidente de Irán Mahmud Ahmadineyad fue un revisionista

Sí se alentó el revisionismo, pero también compartieron el antisemitismo, en ese momento Irán organizó concursos de caricaturas antisemitas.

—¿Qué debería hacer la comunidad internacional para evitar los revisionismos?

—En primer lugar, hay buenos ejemplos de países que han enseñado sobre el holocausto, un ejemplo es la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, de la cual muchos países han formado parte, hay muchas iniciativas clave, pero la clave es la educación. Hay herramientas educativas disponibles, como en México, el Museo de Memoria y Tolerancia, para detallar qué sucedió y cómo se desarrolló para que en un momento dado la sociedad deba decir “no más, esto es peligroso”. La exclusión es peligrosa y desgraciadamente aún existe la idea de la supremacía blanca, esto es terrible. El conocimiento enriquece a las sociedades por eso lo importante es la educación, educación y educación.

Plan de paz

—¿El plan propuesto por el presidente Trump beneficia más a Israel que a Palestina?

—Este plan que se ha elaborado durante mucho tiempo hace un buen equilibrio entre los problemas de seguridad y las necesidades de seguridad de Israel.

Prevé un posible Estado palestino, también hay un significativo presupuesto con el fin de permitir inversiones en el futuro Estado palestino, con el fin de permitir una mejor calidad de vida.

También habla de conectar la Franja de Gaza con Cisjordania, este es, por supuesto un elemento muy importante.

Egipto que es uno de los actores más importantes de la región no rechazó el plan y dijo que hay buenas bases.

Nuestro entrevistado

  • Nació en Amberes, Bélgica.
  • Formación: estudió la licenciatura en Leyes en la Universidad Hebrea de Jerusalén y cuenta con una maestría en Ciencias Políticas por la misma universidad.

[email protected]