Washington. La representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez comentó el día de hoy que el gobierno de Trump está generando con su política migratoria “campos de concentración” en la frontera entre México y Estados Unidos, expresión que le provocó críticas por parte de los republicanos al señalar que con su comentario estaba degradando a los judíos exterminados en el Holocausto.

Ocasio-Cortez denunció las condiciones en las que se encuentran los centros de detención de migrantes que la administración Trump está utilizando para hacer frente a la oleada de cruces fronterizos, y criticó su decisión de mantener a algunos niños en una base del Ejército en Oklahoma, un espacio que se usó como campo de detención de japoneses americanos durante la Segunda Guerra Mundial.

“El hecho de que la creación de campos de concentración sean en la actualidad una práctica institucionalizada es extraordinariamente preocupante, y tenemos que hacer algo al respecto”, dijo Ocasio-Cortez en un video suyo que subió a las redes sociales. Acusó a Trump de dirigir “una Presidencia autoritaria y fascista”.

“No uso esas palabras a la ligera”, dijo Ocasio-Cortez. “No uso esas palabras sólo para lanzar bombas. Uso esas palabras porque eso es lo que representa una administración que construye campos de concentración. Una Presidencia que construye campos de concentración es fascista y es muy difícil decir eso”.

La congresista demócrata compartió en su cuenta de Twitter un artículo de la revista Esquire que describe las características de los centros de detención de migrantes. El editor de la revista, Jack Holmes, los califica como campo deconcentración.