El costo de las campañas militares de Estados Unidos en Irak, Afganistán y Pakistán incluye la pérdida de 225,000 vidas y un gasto de hasta cuatro billones de dólares, de acuerdo con un estudio divulgado hoy por la Universidad de Brown.

Elaborado por el Instituto Watson de Estudios Internacionales, el informe Los costos de la guerra es el esfuerzo más ambicioso hecho hasta ahora por calcular los costos de las decisiones bélicas tomadas por Estados Unidos luego de los ataques de septiembre de 2001.

El cálculo incluye los costos en los que ha incurrido el gobierno respecto a sus hombres y mujeres en uniforme, los contratistas y los civiles que participan en las campañas militares.

Asimismo, considera los gastos ocultos que implica la atención médica para soldados en activo y para futuros veteranos.

El estudio establece que hasta ahora se han gastado al menos 3.2 billones (millones de millones) de dólares en los últimos 10 años, aunque la cifra podría ascender a cuatro billones.

Los autores del estudio alertan que el cálculo no incluye los probablemente sustanciales intereses relacionados con la deuda adquirida para financiar las campañas militares.

Hay muchos costos y consecuencias de la guerra que no pueden ser cuantificados, y las consecuencias de las guerras no terminan cuando se detienen las hostilidades , aseveró Neta Crawford, profesora de la Universidad de Boston, coautora del estudio.

El reporte refuta de manera categórica la cifra que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha presentado recientemente como el costo total de las guerras y que asciende apenas a un billón de dólares.

Más de 31,000 personas en uniforme y contratistas militares han muerto hasta ahora en las guerras estadunidenses, incluyendo efectivos de fuerzas de seguridad de Irak y Afganistán que se han aliado con Estados Unidos. Asimismo, de acuerdo con un cálculo conservador, han muerto 137,000 civiles en Irak y Afganistán.

Los autores aclaran, sin embargo, que no existen evaluaciones de la seriedad de las heridas causadas a aquellos que regresan del campo de batalla.

Las guerras han creado, además, más de 7.8 millones de refugiados entre la población de Irak, Pakistán y Afganistán.

Otro de los costos de la guerra ha sido la erosión de las libertades civiles en Estados Unidos y las violaciones a los derechos humanos en otros países , asevera el reporte.

El informe explica que pese a que se esperaba que las invasiones estadounidenses llevaría la democracia a Afganistán y a Irak, ambos países continúan bajos en sus niveles de libertades políticas.

Señaló que guerreros tribales mantienen su poder en territorio afgano con apoyo de Estados Unidos, y hay comunidades iraquíes más segregadas ahora, en términos de género y etnia, que antes de la guerra.

Los costos humanos y económicos de estas guerras continuarán por décadas, con algunos costos elevándose aún hasta mediados del siglo , enfatizó el estudio.

RDS