Washington. La plataforma de videos en internet YouTube informó que eliminará contenidos “manipulados o alterados engañosamente” para influenciar a los votantes, en un nuevo esfuerzo por combatir la desinformación.

El servicio, propiedad del gigante Google, refirió que la medida forma parte de un esfuerzo por ser una “fuente más confiable” de noticias y promover un “discurso político saludable”.

Leslie Miller, vicepresidenta de YouTube para Asuntos de Gobierno, sostuvo en un blog que los estándares comunitarios del servicio prohibirán “contenido que haya sido manipulado técnicamente o modificado de manera que resulte engañoso para los usuarios” y que represente un “riesgo grave de daño flagrante”.

La nuevas directivas también prohíben contenidos que divulguen información engañosa sobre la participación en la elección, como fechas falsas o requisitos para votar inexistentes.

Este cambio en la política llega en medio de una creciente presión hacia los gigantes de Silicon Valley para que mejoren sus prácticas para prevenir la divulgación de noticias falsas, y una preocupación especial por los videos llamados deepfake, que utilizan inteligencia artificial para crear contenidos falsos de apariencia creíble.

Facebook se ha negado ha censurar los avisos publicitarios políticos que contengan postulados engañosos o falsos. Twitter anunció una prohibición de los anuncios con fines políticos en su plataforma.