Guatemala. El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, anunció este jueves el rompimiento “definitivo” de las relaciones de su país con el gobierno venezolano de Nicolás Maduro.

“Cerramos definitivamente relaciones con el gobierno de Venezuela”, dijo Giammattei a periodistas, tras reunirse en el Palacio Nacional de la capital con Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En ese sentido, anunció que el canciller guatemalteco, Pedro Brolo, tiene las instrucciones para que el representante del presidente venezolano Nicolás Maduro, a cargo de la Embajada, abandone Guatemala, procediéndose luego al cierre de esa misión diplomática.

Tras la medida, el gobierno socialista de Maduro hizo mofa de la decisión del presidente guatemalteco y lo acusó de obedecer a Estados Unidos.

“El ciudadano italiano que preside la hermana República de Guatemala se ha lanzado a los pies de Donald Trump de inmediato”, acusó en su cuenta de Twitter Jorge Arreaza, ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela.

“Con certeza, su gobierno se convertirá en otro chiste de mal gusto que veremos pasar y secarse. Nuestro respeto y afecto al digno pueblo guatemalteco”, añadió el ministro venezolano, en el marco de su visita a China que realiza para revisar los acuerdos bilaterales suscritos entre el país asiático y la nación sudamericana.

Sobre promesa no hay engaño

En noviembre pasado, siendo presidente electo, Giammattei adelantó que al asumir el cargo rompería vínculos con Maduro y sólo reconocería al líder opositor Juan Guaidó como mandatario.

Giammattei intentó ingresar en octubre pasado a Venezuela para reunirse con Guaidó, pero no lo admitieron porque presentó un pasaporte italiano y su visita no era con fines turísticos.

Según el nuevo mandatario, su misión era invitar a Guaidó —jefe de la Asamblea Nacional (Parlamento)— a su toma de posesión, que tuvo lugar el martes pasado, y pedirle a Maduro la liberación de “presos políticos” y la “convocatoria inmediata a elecciones democráticas”.

De acuerdo con el nuevo gobierno guatemalteco, Venezuela estuvo representada en la toma de posesión de Giammattei por María Romero, designada por Guaidó como embajadora en Guatemala pero que radica en Miami, Estados Unidos

La administración del expresidente Jimmy Morales (2016-2020) reconoció a Juan Guaidó en enero del 2019 como presidente interino de Venezuela, pero la Embajada venezolana siguió funcionando con un encargado de negocios, responsable de la misión desde el 2018, luego de que el gobernante pidió el retiro de la embajadora Alicia Salcedo un año antes.