Guatemala condenó la muerte de un migrante de ese país en el sur de México, cerca de la frontera común, donde varios militares mexicanos fueron retenidos por lugareños en el lado guatemalteco por su presunta responsabilidad en el crimen y entregados luego a las autoridades de la nación vecina.

El diario mexicano El Universal y Milenio Televisión informaron que los uniformados dispararon contra la víctima en un retén en el estado sureño Chiapas, cerca de un paso clandestino que suele ser empleado por migrantes indocumentados para ingresar a México en su ruta a Estados Unidos.

El @MinexGt condena el trágico incidente en el que falleció el ciudadano guatemalteco Elvin Mazariegos Pérez en Mazapa de Madero, estado de Chiapas, México", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala el lunes por la noche, en su cuenta de Twitter.

Luego del incidente, los soldados fueron retenidos y llevados a territorio guatemalteco por vecinos de la comunidad, reportó la prensa. Según la Policía Nacional Civil de la nación centroamericana, horas después fueron transferidos a las autoridades de México.

"Soldados mexicanos retenidos en zona fronteriza tras muerte de guatemalteco son entregados a sus autoridades bajo compromiso de que los juzguen por este hecho ocurrido en el vecino país", dijo la Policía Nacional Civil en Twitter.

Ni la cancillería de Guatemala ni la de México respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios por parte de Reuters sobre el suceso.