Caracas. La oposición no cesa su lucha, el jefe del Parlamento opositor, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, anunció que promoverá el Tratado de Río, un mecanismo de asistencia militar extranjera, para intentar sacar del poder al presidente Nicolás Maduro, a quien considera un dictador.

“Cumplidos los pasos requeridos, la Asamblea Nacional (Parlamento) aprobará el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) o Tratado de Río)”, indicó en su cuenta de Twitter el líder opositor tras asegurar que en Venezuela “ya no queda espacio para la duda” pues el país “vive una dictadura”.

Expuso que luego de ser aprobado el TIAR, quienes se oponen a Maduro en Venezuela deberán “construir el respaldo de los demás países de la región para este mecanismo”, cuya aprobación final debe sellarse en la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Nuestro reto es movilizar y aumentar la presión dentro y fuera de Venezuela para lograr nuestro objetivo. La transición es irreversible, pero no existen soluciones mágicas. Tanto el TIAR, como los demás mecanismos que usaremos, requerirán aumentar la presión interna y externa”, prosiguió.

El TIAR, que establece que un ataque contra un país miembro del pacto (agrupa a casi una veintena de naciones americanas, entre ellos Estados Unidos, Brasil, Canadá. México fue el primer país en renunciar al tratado en el 2002) se considerará un ataque contra todos, es una iniciativa promovida hace meses por el ala más radical del antichavismo, que es minoría dentro de la mayoría opositora que controla el Parlamento. El pasado 28 de mayo el Parlamento aprobó en primera discusión reinsertar a Venezuela en el TIAR.

Estos promotores piden a Guaidó y al total de diputados usar este mecanismo con base en el artículo 187 de la Constitución venezolana que da al Legislativo la potestad para “autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país”.

La moneda en el aire

Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela denunciaron y se retiraron del tratado en el 2012, cuestionando que no se aplicó en la Guerra de las Malvinas en 1982 entre Argentina y el Reino Unido.

El país petrolero abandonó hace seis años el TIAR, por lo que el Parlamento de mayoría opositora buscará aprobar en una segunda discusión el reingreso de Venezuela dicho acuerdo.

Guaidó envió en mayo una carta al secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, para iniciar los procesos de reincorporación al TIAR.

“Asumo mi responsabilidad en las acciones que vamos a liderar en todos los mecanismos que estamos ejerciendo, como parte de una sola estrategia, para conquistar el cambio (...). Tenemos el legítimo derecho de construir las capacidades y alianzas internacionales necesarias para proteger y defender al pueblo y nuestra soberanía”, agregó Guaidó.

El reingreso al TIAR quedará en un limbo, pues las decisiones del Legislativo son consideradas nulas desde el 2016 por el Tribunal Supremo de Justicia, de línea oficialista, y sus funciones fueron asumidas en la práctica por la chavista Asamblea Constituyente. (Con información de AFP)