Davos, Suiza. Justo un año después de haber sido reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, el opositor Juan Guaidó pidió a los líderes mundiales reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos apoyo internacional contra la “dictadura” de Nicolás Maduro y descartó negociar de nuevo con el presidente socialista, tras dos intentos fallidos que calificó de “burlas” .

“Nunca vamos a cerrar la puerta a una solución, mas no vamos a prestarnos para más burlas y que ellos traten de burlarse de todos, no solamente de los venezolanos”, declaró Guaidó a la prensa en el foro suizo, al que asistió en busca de respaldos en su ofensiva contra el régimen de Caracas.

“La reina de los mecanismos de resolución de conflictos es la mediación y la negociación. Lo hemos intentado dos veces y lamentablemente ha sido la dictadura la que ha bloqueado esta opción”, añadió .

El opositor reiteró que quiere “presionar” internacionalmente al gobierno de Caracas y en un discurso pronunciado el jueves por la mañana pidió ayuda a los líderes políticos y económicos de Davos porque “solos no podemos”. “No vamos a descansar hasta lograr nuestra segunda independencia”, afirmó.

Para ello, mantuvo durante la jornada breves encuentros o reuniones con la canciller alemana Angela Merkel; el primer ministro de Holanda, Mark Rutte, así como con el secretario de comercio estadounidense, Wilbur Ross.

Oposición busca beneplácito de Estados Unidos

En Caracas, el partido del político venezolano de oposición, Henri Falcón, busca el beneplácito de Estados Unidos para lograr un acuerdo con Nicolás Maduro que implique anular y repetir la elección del 2018 en la que el actual mandatario derrotó a Falcón, según un documento de una firma de cabildeo político.

La empresa canadiense de cabildeo Dickens & Madson, en su informe semestral al Departamento de Justicia de Estados Unidos, señaló que estaba en “comunicaciones regulares y continuas con la inteligencia estadounidense y el poder ejecutivo” para garantizar que Washington no se oponga al plan.

Cualquier acuerdo de este tipo tendría obstáculos, debido a la aversión de los aliados de Guaidó a las negociaciones con Maduro, señalando que el gobierno recurre a las conversaciones para ganar tiempo y consolidar su poder.

Maduro y Falcón “aceptarían la invalidación de los resultados de la elección presidencial” si el Tribunal Supremo de Venezuela permite que se repitan los comicios, dice el documento de la firma con fecha del 21 de enero.

Falcón buscó a la firma en julio del año pasado para promover sus esfuerzos.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha reiterado que el presidente Donald Trump “sigue firmemente comprometido” en sacar del poder a Maduro, ya que quiere contribuir con restaurar la democracia en la nación sudamericana.