Caracas. El derrumbe del chavismo pone en duda todo lo que parecía sólido con Hugo Chávez, incluso el color de la cuna de la revolución. La exitosa gira realizada en el estado de Barinas por el líder opositor Juan Guaidó, en especial Sabaneta, pueblo natal del comandante supremo, confirmó el hastío y cansancio de una sociedad que se unió sin chistar hace dos décadas al sueño bolivariano.

“A Sabaneta de Barinas le cayeron las siete plagas. Le quitaron todo. Pero tenemos un plan para sacar a Venezuela adelante”, dijo Guaidó, según el diario El Nacional, transcurrido un mes desde la rebelión militar de abril.

Sabaneta, pueblo protegido de otros tiempos cuyo alcalde fue Aníbal Chávez, hermano de Hugo, sobrevive hoy en el olvido, sin combustible ni gas, con cortes de luz y fallas en el servicio del agua, atenazado por la hiperinflación y con escasez de medicinas.

“Vale la pena insistir en recuperar lo que perdimos”, continuó Guaidó en el pueblo que ahora gobierna José Salcedo, heredero del poder municipal tras la muerte de Aníbal Chávez por una enfermedad.

En Sabaneta ya se asustaron en el 2013, durante la campaña presidencial, pero jamás imaginaron que el deterioro fuera de tamaña dimensión. En abril de ese año, Maduro se acercó hasta el antiguo hogar de los Chávez y allí, en su jardín, sorprendió al mundo asegurando que se había comunicado con su padrino político, fallecido unas semanas antes, gracias a un “pajarito chiquitico” que acudió a su encuentro y le “habló” entre silbidos.

Entrevista de Jorge Ramos, en redes sociales

El diario venezolano confirmó que la entrevista que le había incautado el régimen de Maduro al periodista de Univisión, se podía observar en todas las redes sociales.

“Nadie puede pretender acusarme a mí de delitos que jamás he cometido. Yo soy un hombre cristiano. Tú traes afirmaciones, acusaciones. Si fueras venezolano tendrías que enfrentarte a la justicia”, amenazó el dictador Nicolás Maduro al periodista mexicano.

Esta intervención es parte de la entrevista que se divulgó en la cadena Univisión y que desde la media noche se puede observar en las redes sociales del canal.

Ramos fue retenido, junto con su equipo de producción, después de la entrevista del 25 de febrero en el Palacio de Miraflores, donde le incautaron las grabaciones y los equipos. Posteriormente, el grupo fue expulsado del país.

Finalmente, el día de hoy en Nueva York tendrá lugar una reunión entre el Grupo de Lima y el Grupo de Contacto Internacional.