Bruselas. Los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de 23 países de la Unión Europea (UE) hicieron un pacto de defensa para crear, desarrollar y desplegar fuerzas armadas.

La legislación europea contempla este tipo de iniciativas, lo que se conocen como cooperación estructurada permanente, pero nunca había sido usada. Este plan de defensa perseguido desde hace 70 años llega para reducir la dependencia a Estados Unidos y tras la decisión del Reino Unido de abandonar el bloque.

Los gobiernos de la UE, excepto Dinamarca, Irlanda, Malta, Portugal y Reino Unido, se unirán de manera legal para desarrollar proyectos conjuntos y se comprometerán a llevarlos a cabo rápidamente y a aumentar el gasto en defensa.

“Hoy estamos dando un paso histórico, estamos acordando una cooperación futura en asuntos de seguridad y de defensa”, dijo el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel.

PROYECTOS

En un primer momento, esta cooperación podría concretarse en proyectos de desarrollo de material militar (tanques, drones, satélites o aviones de transporte militares) o incluso en un hospital de campaña europeo.

Los países involucrados se comprometieron a aumentar regularmente sus presupuestos de defensa y los compromisos firmados son jurídicamente vinculantes. Los 23 países también buscan desplegar más rápido misiones militares de la Unión Europea.

La UE quiere dotarse también próximamente de un fondo para estimular la industria europea de la defensa, que podría contar con hasta 5,500 millones de euros anuales. En primavera, el bloque creó además su primer cuartel general militar para pilotar tres operaciones de formación en África.

Sus promotores dicen que de tener éxito el plan, la UE tendrá un papel más coherente a la hora de afrontar crisis internacionales y terminará con el tipo de problemas que se vivieron en Libia en el 2011, cuando los europeos dejaron en manos de Estados Unidos las fuerzas aéreas y las municiones.

Cabe la posibilidad de que el Reino Unido pueda unirse, pero sólo de manera excepcional, si proporciona fondos y experiencia.

venezuela

Amenaza internacional

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea aprobaron imponer sanciones económicas contra la nación, incluido un embargo de armas.

Los gobiernos se abstuvieron de señalar a individuos concretos.

Por su parte, Estados Unidos señaló a Venezuela como un “narco Estado” violento y una amenaza para el mundo. Lo hizo en una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU que fue boicoteada por Rusia, China y Bolivia. ”La situación en Venezuela es más que una tragedia humana” y “plantea una amenaza directa a la paz y la seguridad internacional”, aseguró la embajadora de EU Nikki Haley. (Reuters y AFP)