El ex contratista estadounidense Alan Gross agradeció hoy los esfuerzos del presidente Barack Obama y otros para lograr su liberación de Cuba, tras purgar cinco de los 15 años de prisión a los que fue condenado por cargos de espionaje.

En sus primeras declaraciones después de llegar a la capital estadounidense procedente de La Habana, el ex contratista de la Agencia Internacional del Desarrollo de Estados Unidos (USAID) se declaró feliz de estar de regreso en su país.

Este es un día glorioso. Creo que por mucho, este será el mejor Janucá que celebraré en mucho tiempo , dijo el hombre, de 65 años, en declaraciones a la prensa, en alusión a la celebración religiosa judía conocida como el Festival de las Luces.

La liberación de Gross derivó de las gestiones realizadas por la administración Obama ante el gobierno cubano, y no formó parte del intercambio de espías celebrado entre ambas naciones, que llevó al restablecimiento de relaciones bilaterales.

La Casa Blanca insistió que la liberación del hombre nativo de Maryland fue una decisión unilateral de las autoridades cubanas hecha por razones humanitarias.

Gross, quien leyó un comunicado sin responder a preguntas, se declaró: increíblemente bendecido por tener finalmente la libertad para reasumir una positiva y constructiva vida. Es bueno estar de vuelta en casa .

Alan Gross

De buen ánimo, Gross bromeó sobre la falta de dientes, sonriendo para dejar ver los huecos en su dentadura, y dijo que espera pronto tener dientes nuevos lo suficientemente fuertes y afilados para hacer la diferencia .

Gross se dijo feliz por el anuncio de Obama sobre el restablecimiento de las relaciones entre ambos países, calificándolo como una decisión que cambiará las reglas del juego y es algo que yo apoyo totalmente .

mrc