Gran Bretaña no necesita integrarse más políticamente con el resto de la Unión Europea y las compañías y ciudadanos británicos no pueden ser discriminados por el uso de la libra esterlina, indicó el martes un borrador de un documento que sería emitido por los líderes de la UE este mes.

En el borrador de la decisión para una cumbre sobre Reino Unido que se celebrará el 18 de febrero, los líderes de la UE buscaron abordar las preocupaciones del primer ministro británico, David Cameron, en torno a la relación del país con el bloque antes de un referendo sobre la membresía de Gran Bretaña.

NOTICIA: Cameron plantea sus cuatro demandas para seguir en UE

"Se reconoce que el Reino Unido, a la luz de la situación específica que tiene bajo los tratados (de la UE), no está obligado a desarrollar una mayor integración política con la Unión Europea", indicó el borrador, al que Reuters tuvo acceso.

El borrador deja en claro que una referencia en el tratado de la UE a "una unión aún más estrecha" no implica que Reino Unido deba ceder más autoridad a las instituciones europeas.

erp