El juez Neil Gorsuch, nominado a la Corte Suprema, dijo que no ha hecho promesas a Donald Trump ni a nadie más sobre cómo votará sobre el aborto u otros temas, y testificó que no tendrá problemas como magistrado para aplicar la ley a quien sea, incluido el presidente que lo nominó.

Gorsuch calificó los ataques de Trump contra jueces federales como desalentadores y desmoralizantes .

Durante el largo segundo día de su audiencia de confirmación en el Senado, Gorsuch realizó otras dos declaraciones notables en respuesta a preguntas de los miembros de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara Alta, y ambas están relacionadas a Trump, quien lo nominó.

El republicano Lindsey Graham preguntó a Gorsuch si Trump le había solicitado que revoque el caso Roe vs Wade, el cual estableció el derecho al aborto, y sobre qué hubiera hecho si el mandatario se lo hubiera pedido.

Senador, yo hubiera salido del lugar , respondió Gorsuch. Eso no es lo que hacen los jueces .

Cuando el senador demócrata Patrick Leahy preguntó a Gorsuch si un presidente es libre de no acatar las leyes por razones de seguridad nacional, Gorsuch respondió nadie está por encima de la ley en este país, y eso incluye al presidente de Estados Unidos .

Se espera que esta semana el Senado vote la propuesta de Trump.