El gobierno británico afirmó este lunes que reanudar las negociaciones comerciales posbrexit con la Unión Europea "no tiene sentido" sin un cambio de posición de los 27, al tiempo que dijo acoger con satisfacción la disposición expresada por el bloque para negociar .

La cumbre europea de la semana pasada "no ha dejado ninguna base para alcanzar un acuerdo", declaró el ministro Michael Gove, responsable de la coordinación de la acción gubernamental, en el Parlamento.

"No tiene ningún sentido seguir negociando. Mientras la UE mantenga su posición, tales debates no tendrán sentido", declaró Gove.

Sin embargo, dijo que "acoge con satisfacción" las declaraciones del negociador europeo Michel Barnier, que se ha declarado en Twitter "disponible para intensificar conversaciones en Londres esta semana, en todos los asuntos y basado en textos legales.

"Obviamente, tenemos que asegurarnos de que trabajamos sobre la base de la intensificación que proponen", dijo Gove.

"Prefiero mirar hacia el futuro con optimismo que mirar hacia atrás con enojo".

El jueves, los 27 líderes de la UE, reunidos en una cumbre en Bruselas, habían emitido un documento de Conclusiones en el que señalaban que el Reino Unido debía dar "los pasos necesarios" para que sea posible alcanzar un acuerdo sobre la relación posbrexit.

Al día siguiente, el primer ministro británico, Boris Johnson, consideró que las conversaciones "habían terminado" sin un "cambio fundamental" en el enfoque de la UE.