El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, planteó el martes la realización de una serie de importantes proyectos de infraestructura para reactivar la economía de Estados Unidos después de la pandemia de coronavirus y dijo que abordará el tema en una reunión el miércoles con el presidente Donald Trump.

"Hagamos algo creativo, hagámoslo rápido. Volvamos a poner a los estadounidenses a trabajar", dijo Cuomo en su rueda de prensa diaria, celebrada en la Bolsa de Nueva York, que volvió a la actividad por primera vez desde el 23 de marzo.

"No es necesario ser un experto gubernamental o un ingeniero para descubrirlo. Es de sentido común", resaltó. "Hay una infraestructura que se está desmoronando, se necesita impulsar la economía, crear empleos, hacerlo ahora", alegó.

"Si hay un momento para abordar esta necesidad de trabajo de infraestructura importante, es ahora", sostuvo el gobernador demócrata.

Entre sus ejemplos, Cuomo citó proyectos de construcción considerados durante muchos años previos a la pandemia, incluidas las extensiones de metro, la mejora del transporte público entre la ciudad y sus aeropuertos y el desarrollo de energías renovables.

El coronavirus devastó al estado de Nueva York —con cerca de la tercera parte de los casos registrados en Estados Unidos— dejando un panorama financiero sombrío, con un déficit presupuestario de 13,000 millones de dólares.

A pesar de esa situación, Cuomo enfatizó que "dará un ejemplo" acelerando su propio programa de infraestructura, pero expresó el deseo de "una asociación" con el gobierno federal, comandado por el magnate republicano Donald Trump.

La pandemia dejó casi 100,000 muertes en Estados Unidos y afectó duramente a la economía. Unos 40 millones de personas se inscribieron en el seguro de desempleo y la tasa de desempleo creció a casi 15 por ciento.