Buenos Aires. El presidente Mauricio Macri llamó el lunes al candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, y le propuso reunirse, al término de un día de fuerte agitación en los mercados.

El llamado telefónico, según supo el diario El Cronista, se produjo en horas de la tarde, mientras Lavagna se encontraba en su casa del barrio de Saavedra, minutos antes de la conferencia de prensa que el presidente ofreció en la Casa Rosada, y en la que responsabilizó al kirchnerismo por el incremento del dólar y el riesgo país, que alcanzó 1,500 puntos.

Allí, sin ensayar ninguna autocrítica y lejos de intentar llevar tranquilidad a la gente, Macri dijo ante los periodistas: “Si se confirmase que el kirchnerismo gana la elección (...) es una muestra de lo que va a pasar”.

El diálogo con Lavagna, según reconstruyó este diario, fue breve. Si bien el presidente invitó al economista a mantener un pronto encuentro, no quedaron en nada concreto, sí en volver a conversar para acordar, en principio, una fecha de reunión. Durante la comunicación, Macri le manifestó al ex ministro su preocupación por la reacción de los mercados.

Cerca del economista admitían que “Lavagna está muy preocupado” por la repercusión negativa que hubo en los mercados, y considera que “es necesario tener una reacción rápida para evitar que la situación se prolongue en la campaña hasta el 27 de octubre próximo”.

Lavagna intentará aprovechar la debilidad de Macri para quitarle votos en las elecciones presidenciales.