El exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani alardeó que la postura firme de Donald Trump obligó al líder norcoreano a rogarle para que reprogramara el encuentro entre ambos después de que el presidente estadounidense suspendió la reunión abruptamente.

Tras la cancelación “Kim Jong-un volvió a arrodillarse y le suplicó que se reunieran, que es exactamente la posición en que lo quieres tener”, dijo Giuliani durante una conferencia empresarial en Tel Aviv.

Más tarde, en una entrevista con The Associated Press, el exalcalde rechazó la idea de que esos comentarios pudieran tensar el ambiente antes del encuentro de la próxima semana y afirmó que el líder norcoreano debe entender que Estados Unidos está en una posición de poder.

“Sólo es destacar que el presidente es la figura dominante”, declaró Giuliani. “No habrá negociaciones útiles a menos que él acepte eso”.

Giuliani dijo que Trump no tuvo más opción que cancelar el encuentro después de que los norcoreanos insultaron al vicepresidente Mike Pence, al asesor de seguridad nacional John Bolton y amenazaron con una “aniquilación nuclear” de Estados Unidos.

“El presidente Trump no aceptó eso. Lo que hizo fue cancelar la cumbre”, afirmó.

Giuliani dijo que Kim cambió rápidamente su postura, expresó su disposición a hablar sobre la desnuclearización y solicitó nuevamente que se sostuviera el encuentro. “A eso me refiero cuando hablo de rogar”, comentó Giuliani.

El encuentro se llevará a cabo el martes en Singapur, si es que no existe algún problema de última hora.