Miami. Las escuelas del condado de Henry, en Georgia, en el sureste de Estados Unidos, pagarán una prima de 1,000 dólares a sus empleados totalmente vacunados contra el Covid-19 para incentivarlos a protegerse ante el repunte de la pandemia en el país, anunciaron sus autoridades.

Con esa iniciativa las escuelas del condado esperan evitar las "numerosas interrupciones ocurridas en la educación pública en los dos últimos años debido a la pandemia global", destacaron funcionarios en un comunicado.

"El año pasado fue un reto sin precedentes para nuestros estudiantes y nuestro personal, ya que tuvimos que adaptarnos constantemente a la presencia y posibilidades de tener el Covid-19 en nuestros campus", dijo la superintendente Mary Elizabeth Davis.

"Nuestros estudiantes y sus familias se merecen y esperan predictibilidad y estabilidad en su aprendizaje, y el hecho de mantener nuestros edificios abiertos y de apoyar la salud de nuestros empleados es primordial para ese objetivo", añadió.

Vacunas, la defensa

El distrito escolar de Henry, al sureste de Atlanta, hará un pago de 1,000 dólares a aquellos de sus casi 6,000 empleados completamente vacunados ahora o que lo estén antes del próximo 30 de septiembre, con una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson o las dos de Pfizer o Moderna.

El dinero de esa iniciativa procederá de un programa federal para frenar el coronavirus en las escuelas primarias y secundarias, explicaron las autoridades educativas.

Estados Unidos sufre un fuerte repunte de la pandemia debido, sobre todo, a la variante delta del coronavirus. Los nuevos casos de Covid-19 se han multiplicado por cuatro en las últimas semanas, según indicó el domingo el director de los Institutos Nacionales de Salud, Francis Collins.

En el condado de Henry, los contagios aumentaron en un 40% en los últimos siete días, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Las vacunas siguen siendo la medida preventiva.