La Decisión de Benedicto XVI fue tomada meses atrás, afirmó ayer su hermano.

Él me dijo hace meses. Cuando me lo dijo, me sorprendió realmente. Pero ya lo había visto venir a causa de su salud, porque no dejaba de sentirse más viejo y más viejo.

Ya sabes, en el pasado, la gente no hubiera llegado a tan vieja , indicó telefónicamente Georg Ratzinger, de 89 años, quien también es un sacerdote.

Él se cansa cada vez más rápido y caminar se ha vuelto más difícil para él , agregó.

Afirmó que su hermano hizo lo mejor que pudo durante su papado de ocho años.