Roma. Muammar Gaddafi abandonará Libia en dos o tres semanas, aseguró el exembajador libio en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y exministro de Exteriores, Abdulrrahman Shalgam, en entrevista con Correre TV, la televisora por Internet del diario Corriere della Sera.

Shalgam, que se ha pasado de la parte de los rebeldes, dijo que Gaddafi estaría negociando con países africanos amigos e incluso con Bielorrusia buscar una vía de fuga que impida que sea entregado al Tribunal Internacional de La Haya y que, sobre todo, le permita mantener su patrimonio.

El exdiplomático conoce a Gaddafi desde hace más de 40 años, pero rompió con él tras el inicio de la revuelta en febrero pasado y lo ha acusado de masacres y violaciones de los derechos humanos.

Advirtió que Italia no puede desentenderse de la situación en Libia, pues ese país es fundamental para su propia seguridad.

También expresó su preocupación por lo que el país pudiera hacer antes de abandonar el poder, en particular contra Tripoli, la capital libia.

Gaddafi es un hombre peligroso, no sé que podría hacer antes de dejar Tripoli , anotó.

Opinó que cuando las tribus de las montañas avanzarán hacia la capital, algunos miembros del ejército podrían abandonarlo.

Cuestionado sobre la posibilidad de que Gaddafi incendie los pozos petroleros como hizo el ex presidente iraquí Sadam Hussein antes de abandonar Kuwait, el ex diplomático dijo que ese no es un riesgo grande.

Explicó que los rebeldes controlan el 40% de los pozos petroleros, aunque reconoció su temor por los de la zona de Ghadames.

EISS