Trípoli. EL LÍDER libio Muammar Gaddafi prometió este fin de semana derrotar a la OTAN, mientras la alianza siguió bombardeando la capital al cumplirse cuatro meses del levantamiento que ha sumido al país en una guerra civil.

Nos quedamos, nos quedamos , exclamó el autócrata en un discurso grabado que se transmitió en la televisión estatal horas después de una ronda de bombardeos diurnos que cimbraron a Trípoli. Que usen bombas nucleares, si quieren , clamó Gaddafi.

El tono que usó en su mensaje pareció sepultar esperanzas de que mediadores internacionales puedan lograr un fin negociado en Libia, el conflicto ha durado mucho más de lo que anticipaban los países occidentales que apoyan a los rebeldes. En su discurso, Gaddafi se refirió a los rebeldes que pelean en el este del país como traidores , que están combatiendo contra su gobierno con la bandera de los cruzados .

Mientras tanto, los líderes rebeldes indicaron el sábado que las fuerzas de seguridad han reforzado la represión contra manifestantes en barrios tranquilos de la capital. Se habían planeado varias manifestaciones tras las plegarias del viernes, pero fueron suspendidas por la presencia de tropas.

Funcionarios del gobierno instruyeron a los guardias de los hoteles donde se hospedan los periodistas extranjeros a no permitirles la salida a menos que estuvieran acompañados de escoltas oficiales. Dos reporteros británicos trataron de escabullirse, pero fueron detenidos por hombres armados que de inmediato los regresaron al hotel.

Al día siguiente, escoltas del gobierno llevaron a los periodistas a la Plaza Verde, en el centro de Trípoli, donde se había escenificado con todo cuidado una gran manifestación de partidarios de Gaddafi, todos ellos agitando banderas verdes, entonando cánticos en favor del líder y vaciando cientos de cargadores de AK-47; sin embargo, los escoltas perdieron el control en un momento dado, cuando algunos de los partidarios trataron de atacar a los periodistas hasta que, antes de emprender la retirada, algunos escoltas fueron agredidos.