Madrid.- Muamar Gadafi "debería abandonar el poder y facilitar una transición democrática" en vez de "amenazar", declaró este sábado la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, interrogada sobre las amenazas del dirigente libio a Europa.

El apoyo de Africa a la operación en Libia "es fuerte y sigue aumentando", dijo además Clinton, a pesar de la decisión de la Unión Africana (UA) de no ejecutar la orden de detención internacional contra Gadafi.

Clinton hizo estas declaraciones en conferencia de prensa tras un encuentro en Madrid con su homóloga española, Trinidad Jiménez, al término de una gira por la región.

Gadafi amenazó el viernes con "llevar la batalla a Europa y al Mediterráneo" si la OTAN no abandona sus operaciones en el país.

"Las respuestas de España y la coalición internacional es mantener la unidad y la determinación con la que hemos venido trabajando en los últimos meses. Vamos a seguir trabajando juntos, manteniendo la presión militar y política porque así estamos dando cumplimiento a los objetivos de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU", aseguró Jiménez.

La cumbre de la UA, reunida en Guinea Ecuatorial, decidió no cooperar en el cumplimiento de la orden de detención internacional emitida por la Corte Penal Internacional (CPI) contra Gadafi, ya que estima que complica la resolución de la situación.

Esta decisión, que podría facilitar el exilio del coronel en un país africano, no fue muy bien recibida por la diplomacia estadounidense.

Clinton recordó que la orden de arresto internacional emana de la resolución de la ONU, que también fue aprobada en marzo por los tres países africanos que entonces eran miembros del Consejo de Seguridad, es decir, Nigeria, Gabón y Sudáfrica.

"El apoyo general de Africa a lo que pretendemos hacer es fuerte y creciente", aseguró.

BVC