El auge de la venta de vehículos en Colombia y la activación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos son parte de las razones que impulsaron a GM Colmotores a convertirse en zona franca, el primer paso para dejar de ser ensambladores y empezar a fabricar vehículos.

En presencia del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se colocará la primera piedra de una nueva planta de 41,000 metros cuadrados, donde GM Colmotores montará las líneas de estampado de carrocerías para fabricar vehículos nuevos.

El presidente de la ensambladora, Santiago Chamorro, aseguró que la inversión para la nueva instalación asciende en su fase inicial a cerca de 200 millones de dólares.

El proceso arrancó el pasado 18 de noviembre, cuando GM Colmotores recibió la resolución con la que se aprobaba la creación de la Zona Franca Industrial Colmotores.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica